Más:
CONTRASTES
El Tricolor pasó de la goleada ante Chile hasta el fin de la maldición ante Estados Unidos.

La Selección Nacional tuvo un año de contrastes en 2016, un periodo que se sufrió y se tocó fondo, pero también se reencontró la confianza perdida por muchos procesos.

El Tricolor tuvo una actividad de 15 partidos en este año que termina, con un balance positivo de 11 ganados, 3 empates y una sólo derrota, pero vaya derrota.

Chile fue el verdugo de la Selección en la Copa América Centenario, en duelo de Semifinales y que dejó una catastrófica derrota de 0-7, la caída más estrepitosa en la historia de nuestra representación.

Juan Carlos Osorio tuvo ese parte aguas, ya que antes había amasado una racha importante de imbatibilidad y tras ese descalabro, de nueva cuenta las aguas volvieron a su nivel, o más bien, se fueron al cielo.   

Lo más reciente en éxito fue acabar con la maldición del #DosACero ante Estados Unidos, al conseguir una victoria por 1-2 en Columbus.

También se ganó en Honduras, El Salvador y Canadá, tres sitios que se le habían negado a la Selección.

El 2017 pinta muy bien, con una primera fase de Eliminatoria perfecta y en el Hexagonal se marcha en segundo sitio pero con 4 puntos en dos visitas.

Además viene la antesala del Mundial, la Copa Confederaciones que se disputará en Rusia el próximo año.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
10/10
Opiniones (0)
21 de Septiembre de 2017|07:20
1
ERROR
 21 de Septiembre de 2017|07:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"