Más:
Construyen en Puebla casas de Bambú tras sismo
Planean construir entre 40 y 100 casas de bambú en la comunidad de San Juan Pilcaya,

CHIAUTLA DE TAPIA, PUEBLA.- Luego de las afectaciones ocasionadas por el sismo del 19 de septiembre en el estado de Puebla, organizaciones no gubernamentales planean construir entre 40 y 100 casas de bambú en la comunidad de San Juan Pilcaya, municipio de Chiautla de Tapia, lugar donde fue el epicentro del temblor.

San Juan Pilcaya es una comunidad de aproximadamente 900 habitantes y se localiza en la región Mixteca de Puebla donde 353 viviendas, cerca de 85 por ciento del total, resultaron dañadas por el sismo.

“No está sabedor, pero para mí es el 80 por ciento, ahorita quedó, la parte más alta quedó más bien, pero todo lo que es el centro está totalmente destruido”, dijo Nicolás Sánchez, habitante del lugar.

En la zona la mayoría de las casas quedaron de pie, sin embargo, sufrieron graves daños estructurales y no podrán volver a ser habitadas, por lo que, desde el 19 de septiembre, sus habitantes tienen que dormir en los patios de las viviendas.

“Las casas destruidas, donde pegó duro las casas están totalmente inhabitables, no se puede uno entrar adentro porque, pues con el peligro de que haya un movimiento y vuelva a caer, entonces nosotros estamos, ahora sí, durmiendo en el patio”, dijo Nicolás.

“Tenemos que estar aquí en el patio, la mayoría de las personas que perdimos nuestras casas estamos viviendo afuera, en casitas de campaña o como nosotros, nada más pusimos una lonita aquí y dormimos acá afuera”, contó Guillermina Eleuterio.

Es por eso que fue ideado este proyecto que pretende recuperar espacios habitables para las familias de la comunidad al construir espacios temporales, cómodos y frescos elaborados con bambú obtenido de la Sierra Nororiental de Puebla para impulsar la recuperación de los pobladores y el regreso a las actividades cotidianas.

El proyecto consta de tres etapas, la primera contempla el diseño y construcción del prototipo A, para que a partir de ahí se construyan 10 viviendas más.

Esta etapa inició este lunes cuando ingenieros del Grupo Puebla Bambú construyeron la primera casa y enseñaron a los pobladores este proceso, por lo que serán ahora ellos quienes continúen con la edificación de las 10 siguientes viviendas.

“Vinieron arquitectos a capacitar a la gente y ellos lo están haciendo, ya que les enseñaron, ya están siguiendo el proceso ellos”, informó Jesús Nájera, representante de la comunidad de Pilcaya.

Las viviendas contarán con un espacio de 3X4 metros y para la construcción de este espacio se requiere de latas, columnas, vigas, largueras y marcos de distintos tamaños, además de una lona, tornillos, rondanas, tuercas para el ensamble y cemento, arena y grava para la cimentación.

“Son de cuatro de largo por tres de ancho, aparte su marquesinita, que vendría dando un total de 4.50 por 3.50 y arriba una lonita”, dijo Nicolás Sánchez.

La segunda etapa consistirá en la adecuación del diseño y los ajustes que sean necesarios para, posteriormente, hacer la entrega y colocación de las siguientes casas.

La última etapa contempla una propuesta de financiamiento para viviendas permanentes.

Algunos de los habitantes beneficiados en la primera etapa señalaron que estas viviendas resolverán temporalmente el problema de dormir a la intemperie.

“Sí, sí funcionan, están muy adecuadas, muy frescas (LIGAR) se ve que sí, sí van a resolver nuestros problemas ahorita por lo pronto”, dijo Jesús Nájera.

“Para mí es una buena ayuda que nos den, verdad? Para que nosotros nos siéntamos mas apoyados, que nos hagan un localito para vivir ahí, pues, sentirse contento porque la verdad ahí en esa casa ya no se puede vivir”, aseguró Elocadio Miranda, uno de los afectados por el sismo.

La zona de la Mixteca poblana es una de las más frías en esta temporada por lo que estas casas podrán dar más confort a los pobladores.

“Tenemos casitas de campaña, todo eso, pero aquí hay mucho aire y todo eso no nos es muy favorable porque nuestras cosas se nos mojan o hasta uno mismo, pero con estas casitas tenemos más seguridad”, dijo Jacobo Cantoral, habitante de la comunidad.

Este prototipo de vivienda puede albergar a una familia con infraestructura básica para pernoctar, durante por lo menos un año.

El costo por módulo oscila entre 15 y 20 mil pesos, precio que varía por el tamaño requerido por las familias.

Estas viviendas serán habitadas por los pobladores mientras el Gobierno Federal concluye el censo de daños en el estado para liberar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y así volver a reconstruir sus casas.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
10/10
Opiniones (0)
19 de Octubre de 2017|05:59
1
ERROR
 19 de Octubre de 2017|05:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"