Más:
 SALOMÓNICO EMPATE EN EL DE IDA
La Ida se fue con empate por la mínima en el Estadio Azteca.

Salomónico empate en la cancha del Azteca dentro del primer juego de la Final. Partido intenso donde América no demostró estragos del jet lag, pero sí Tigres del parón que tuvo la Final.



Un arbitro Delgadillo inconsistente en sus determinaciones para ambos bandos, donde perdonó tarjetas de colores diferente y con respeto para Gignac en no sacarle la amarilla.



Un partido de mucha garra, de entrega, donde América sigue matándose en la cancha con espíritu y actitud, mas todavía no llega ese esplendor con la calidad de nombres que tiene en su plantel.



Tigres vino a asegurar un buen resultado. El 1-0 era maravilloso pero el 1-1 es un buen negocio a final de cuentas para la Vuelta en el Volcán.



América corrió a todas y Tigres con ese esquema tan conocido de Tuca a menear el balón de un lado a otro y tan fue así que prácticamente la juagda del gol de Gignac fue la única clara y acertada frente al marco de Moisés.


Veremos que tan grave es la lesión de Gignac que se derrumbó y salió con collarín de la cancha del Azteca. Todo queda abierto para la Vuelta. América como local ha crecido con La Volpe no pierde, pero esta vez solo le alcanzo para el empate.



Un primer tiempo donde pareció que quien venia de Japón es el equipo de Tigres. Las Águilas salieron voraces con la velocidad de Ibarra y el empuje de William a buscar la llegada a la portería de Nahuel, pero faltos de definición en el último cuarto de la cancha, como le viene pasando constantememte en los últimos partidos.



Oribe Peralta que juega bien de poste, rebotando esta vez balones importantes y cuando le cometen penal que el mismo cobra, me parece que tanto dialogo con el colmillo de Nahuel terminó por desconcentarlo.



Además Oribe siempre cobra penales por abajo y a los postes, decidió ir por el centro y para larguero, adiós arriba y son goles que no vuelven en una Final que define el campeón precisamente con esos detalles que no son pequeños en estas alturas.



Gignac es la cuarta vez que juega en el Azteca contra el América y cuarta vez que los hipnotiza con un importante gol, con un Tigres que salió con su estilo natural, de mucha posesión, orden táctico y privilegiando el cero en su portería.



Gignac con temple batió a Moy, minutos después que Delgadillo no quiso sacarle amarilla al frances por falta sobre Sambueza que con su enesima reclamación al árbitro para variar regalo una amarilla.



Tigres a su fiel forma tuvo una y no perdonó. América generó llegadas y no acertó ante el último tramo ante Nahuel pagando la consecuencia de estar abajo en el marcador 1-0.



América debe darse por bien servido en el rebote que remato Valdez. Fallar un penal en una Final es grave y veremos si a final de cuentas no viene a ser la diferencia en la cancha de Volcán.



El juego queda muy abierto para el día domingo ya que es a morir y uno deberá salir derrotado y llegando con el empate a uno todo puede pasar, porque no creo que la localía a pesar de ser en el Volcan le de seguro de vida a los nortenos, ya que América los vulneró allá en la Concachampions y le puede competir de igual a igual.



A final de cuentas en una Final que parece de un torneo aparte y no del Apertura, todo quedó patas para arriba. Tigres adoleciendo del ritmo con el que cerró la temporada y América batiendo sus fantasmas del uso horario se sublimó, aunque individualnente se notó en varios de sus jugadores la situación del largo viaje y en donde ademas La Volpe hizo algunas modificicaciones que fueron realizadas a raíz del cansacnio honesto que algunos jugadores le habran manifestado al técnico.



Una Final que debe ser más emocionante para el regreso. Ambos privilegian el equilibrio y salieron equilibrados del Azteca.



¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
9/10
Opiniones (0)
22 de Enero de 2017|08:19
1
ERROR
 22 de Enero de 2017|08:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"