Más:
EN EL PENAL AMÉRICA CONDENÓ SU CENTENARIO
Tigres sacó la garra y arrebató el título del Apertura a las Águilas.

Nahuel se agigantó en los penales. El arbitraje fue fatal. Goltz se va expulsado injustamente sin meter las manos. Gignac que encara a La Volpe se queda en la cancha y con cualquier cantidad de acontecimientos artbitrales terribles, a río revuelto los Tigres fueron campeones por quinta ocasión llegando dramáticamente a los penales, cuando el canterano Edson Álvarez puso al América al borde de la guinda del Centenario, que otro canterano, Dueñas de un cabezazo le arrebato al conjunto de las Águilas.

Una Final muy táctica. Dos equipos bien dirigidos, bien parados por ambos técnicos, lo cual convirtió el juego en el Volcán en un partido muy peleado, muy disputado, donde nadie dio concesiones.

Un juego donde el árbitro Jorge Isaac Rojas buscó mantener la calma, pero fue tanto, que se le escaparon tarjetas que cambiaban el rumbo del partido como fue la no roja a Arroyo en plancha, la no amarilla a Sosa por fingir penal, además de que tal vez Sambueza de gran despliegue físico, pero que regaló amarilla de reclamo y en otra mas que era segunda, le tembló el pulso a Rojas para sacársela.

La Volpe planteó a aguantar y romper circuitos a los Tigres. Estos con la posesión acostumbrada y llegando a la media cancha sin que América los apretara.

Aquino y Damm fueron los encargados de llevar el peligro a la portería de Moy, el oaxaqueno antes de lesionarse tuvo un tremendo disparo de media distancia y Moy plasmó su calidad en el adiós del América con tremendo manotazo, la gran atajada de la Final y Damm con su velocidad más un remate de cabeza que fue a un costado, mientras que del lado de las Águilas es impecable la velocidad de Ibarra, su encare y su desborde, pero no termina las jugadas en el sector final, lo cual es increíble, siendo el que más mano a mano gana en el futbol mexicano.

Solo un cambio con respecto al primer juego. Guty de arranque por Zelayarán y el resto igual para ambos equipos. Tanta calidad en la cancha da para un partido con respeto al parado que enviaron sus técnicos, aunque no son de los partidos que agradan a la tribuna en cuanto a más emociones, que las hubo, pero esta Final será más recordada por la intensidad y el desgaste físico, más un orden a rajatabla donde el desequilibrio llegó en pocas ocasiones, siendo algunas claras por los errores del rival. Gignac con el tan hablado tema de las cervicales, jugó con dos tiras negras en la zona y la única clara que tuvo en los 90 de tremendo cañón la mando al travesaño, segundo de los nortenos después del cabezazo de Dueñas que acabó igual.

Las jugadas apretadas en el área fueron bien juzgadas por Rojas, pero eso de las tarjetas nada mas no con falta de personalidad para hacerlo. Pizarro aguantó gran parte del juego con amarilla, demostrando calidad y concentración. 

Interesante fue como América cerró los espacios de una forma inteligente, con buen entendimiento de William y Chepe, mas la buena labor de Sambueza que no paró de correr todo el partido. 

Me queda claro también que Arroyo es más como revulsivo que arrancando los juegos, donde no pesó igual que cuando viene de la banca, pero repitió de titular como en el primer juego.

Sambueza con su indisciplina mató a su propio equipo cuando quedó en superioridad numérica. El capitán no puede tirar el barco en altamar y lo hizo una vez, mas por regalar amarilla en reclamaciones. Algo que no aprende.

América cayó con la cara al sol tras el tremendo esfuerzo que hizo con Mundial de Clubes y finales. América cometió el pecado de tirarse atras despues del gol de Edson y eso fue una invitacion a Tigres para venir encima, y después de tanta pedrada al arco, apareció Dueñas para mandar el partido a esos penales que se convirtieron en el dolor de cabeza de la era La Volpe, con los de Copa MX, los del Mundial de Clubes y ahora en la Liga.

Vaya semestre donde el manchón penal puso la mancha en un Centenario que agobicamente perdió la gloria de la corona por un Tigres que sacó las garras y arrebató el título a un América que se quedó con las manos vacías.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
10/10
Opiniones (0)
27 de Julio de 2017|17:43
1
ERROR
 27 de Julio de 2017|17:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"