Más:
2017...EL TRI DIMENSIONADO
El año será intenso para el combinado nacional.

2017 será uno de los años más intensos para la Selección Mexicana que dirige Juan Carlos Osorio, y que para cerrar bocas, tendrá en febrero su primer doble ‘mole’ del año. Después todo será oficial, para dimensionar dónde esta parado, de que está hecho, a qué puede aspirar y cómo siempre a estar en el ojo del huracán, que viene a ser lo preferido de toda una nación, criticándola al extremo positiva o negativamente, porque el término medio no existe.

La Selección tendrá de marzo a noviembre ocho compromisos en Fecha FIFA para sellar el boleto a Rusia. Se regresa a casa con cuatro puntos para enfrentar al líder Costa Rica que tiene seis. El equipo ganó en Columbus, empató en Panamá y aunque por ahora en cuestión de patrocinios aparece como sede el Estadio Azteca para ser anfitrión del juego, todo puede llegar a pasar, por las multas con FIFA, porque los jugadores que vienen de Europa prefieren no jugar a la altura de la Ciudad de México y motivos mas que se dan por hecho. Justo en el primer semestre del 2017, se tendrá encaminada la eliminatoria, siendo todo previo a un verano intenso que se viene.

La Copa Confederaciones 2017 es donde México llevará su arsenal de primera para buscar sorprender en el torneo de los Continentes en la sede mundailista. Un torneo que da lustre y prestigio. Es importante que aquí ante las potencias, el tricolor demuestre de que esta hecho. La oportunidad se pinta de oro enfrentando a Rusia, el país anfitrión del Mundial y a Portugal, el campeón de Europa. El grupo lo complementa Nueva Zelanda, equipo que parece en el papel un débil aspirante, pero los partidos hay que jugarlos. Es aquí en donde México a la par de las eliminatorias, pondrá lo mejor que tenga en ese momento para encarar el compromiso.

La Copa Oro, cada dos años es una torpeza de parte de Concacaf, y a la vez que una mina de oro por los ingresos que tiene trayéndole de tour por toda la Unión Americana. En esta edición, se juega medio boleto para la siguiente Confederaciones del 2022, por lo cual, llevarse el torneo no es prioritario, por lo cargado del calendario, pero si una buena oportunidad para tener a más jugadores en selección en franca competencia, buscando quedarse en el grupo definitivo que lleve Osorio calificando a Rusia 2018. Copa de Oro se ha convertido en tremendo negocio mercantil para la zona, pero hacerlo cada dosaños viene complicando el calendario de todos, por lo que Mexico, al estar en Confederaciones, debe ir con equipo alternativo como sucedió con Chepo de la Torre la vez anterior.

Un 2017 cargado de tres compromisos oficiales. Los eliminatorios obligados para uno de los boletos mundialistas. La Confederaciones para saber dónde estamos parados en el concierto mundial y la Copa de Oro para quienes regularmente no están entre los 23, reciban el chance de mostrarse, para de esa forma generar más competencia, siendo que nadie se sentirá seguro con su puesto, siendo motivo para aumentar el nivel de juego de competición del Tricolor.

Los ‘moleros’ son clásicos y difícilmente desaparecerán del mapa. Yo solo pido que anuncien a los jugadores que van y no vendan falsas ilusiones a los paisanos, ya que al no ser fecha FIFA, sus ídolos preferidos no van. Estos juegos son un mal necesario y de importante entrada económica para la Federación, que de esa forma mantiene muy buenos programas con selecciones menores, donde la Sub 20 de ‘Chima’ Ruíz estará encarando el Mundial en territorio coreano, llevando jugadores que ya han actuado en Primera y con buenas perspectivas.

Así el año del tricolor. Un 2017 Tri Dimensionado.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
21 de Septiembre de 2017|07:12
1
ERROR
 21 de Septiembre de 2017|07:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"