Más:
ARBITRAJE EN TIEMPOS DE COLERA Y ESCASEZ
Los nazarenos en nuestro país pasan por una crisis, además están inconformes.

Las fallas arbitrales han sido una constante en los últimos torneos. Muchas son humanas, otras en equivocación de apreciación y alguna más en instrucción arbitral.

El querer tapar el sol con un dedo no da para mas, pero además debemos reconocer que el arbitraje en todo el mundo, no solo en Mexico, es superado ya en el ojo humano por la rapidez de las acciones.

Pero en México, además de esto, cuando hay inconformidad con quien dirige la cuestión técnica y que ellos mismos había pedido su entrada, como es el caso de Codesal, pues el asunto se volvió un enredo.

Los árbitros se reúnen en toda su Asociación para tomar determinaciones que son turnadas para la Federacion Mexicana de Futbol y esta toma las decisiones pertinentes.

Ya en el pasado, en dos ocasiones como presidente de la Federacion Mexicana, tuvo que intervenir Justino Compeán para calmar las aguas en el gremio. Esto dio lugar a la profesionalización del arbitraje en muchos aspectos, con mejor ingreso para los silbantes y una estabilidad que ahora se ve rota porque los exprimentados están molestos con la labor de Codesal, siendo mi intucion muy sencilla, por no ser programados en la forma como les gustaría.

Yo me pregunto ¿Cuando uno trabaja para un patrón, se rige a las normas del mismo? Si en este caso ellos laboralmente están bajo la tutela de la Federación Mexicana, pues tienen superiores que toman las determinaciones y evidente es que solo habiendo nueve partidos de Primera Division, pues no caben todos y quienes están en mejor momento van.

Uno entiende a los veteranos que quieren conservar su lugar, pero la competitividad de la vida indica claramente que las oportunidades hay que aprovecharlas al máximo, porque la competencia es mayor con quienes vienen empujando para también ocupar un lugar. Esto es parte del proceso en todos los casos de la vida y no hay porqué sorprenderse de lo mismo, ya que todos tienen chance de destacar por su esfuerzo propio.

Codesal no es el culpable de esta situación. Es como cuando a una figura del equipo le toca banca por su rendimiento, pues lo mismo es en el arbitraje. El problema es que si por miedo a un paro, la Federación Mexicana vuelve a encontrar la solución de cumplir las exigencias laborales del gremio esto se convertirá en un cuento de nunca acabar.

México debería preocuparse por mejorar sus posiciones ante el arbitraje del área e internacional. México ha perdido lugares y prestigio ganado, tan es así que ahora es Centroamérica con Joel Aguilar quien manda en este renglón del área, siendo algo inadmisible porque el Futbol Mexicano siempre se ha caracterizado por tener buenos silbantes.

El arbitraje esta en tiempos de cólera, desde que Rafael Mancilla lo rompió y destruyó. Iñarritu con buena voluntad y manejo ha buscado revertir la situación, se trajo a Codesal por petición de los propios integrantes de la Comisión pero la realidad es que poco se han respaldado a ellos mismos con la cantidad de errores cometidos en el campo de juego y sumado a esto a la grilla interna que hay pues todo se ha convertido en un coctel explosivo.

Por el bien del balompié mexicano, ni el arbitraje ni ninguna otra área puede seguir manejándose en forma arbitraria, a intereses personales y sin manejarse con los estándares que la profesión exige y el aprender a disciplinarse. Si no se disciplinan en el gremio, ¿como quieren imponer disciplina en el campo?

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
22 de Septiembre de 2017|02:51
1
ERROR
 22 de Septiembre de 2017|02:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"