Más:
'OJO POR OJO, DIENTE POR DIENTE'

POR OMAR BARONA

La Jornada 9 del Clausura ha resultado ser una de las más 'sanguinareas' que recuerde en los últimos tiempos en la Liga MX.

Las lesiones de Ibarra, Brizuela y Lozano fueron producto de imprudencias o de arrebatos en busca de dañar a un colega, sólo los infractores saben porqué lo hicieron.

El punto que quiero poner en la mesa es el de la justicia, es el que los jugadores violentos y malintencionados paguen con creces sus malas acciones.

No es justo que un compañero de profesión se aleje de las canchas por culpa de otro. Cierto es que existen los accidentes, pero también la gente que no sabe controlar sus impulsos.

Las sanciones deben ser acorde al daño, esa es mi propuesta.

Si un jugador, debido a una falta, queda fuera de juego por espacio de un mes en adelante, el infractor debe irse el mismo tiempo suspendido.

Ya basta de escudarse con jugar a raya porque uno es entregado. El caso de Rubens, quien lesionó al "Conejito" es el vivo ejemplo, ya que su salida del América se debió a una expulsión en la Final del Apertura ante Tigres.

Fueron muchas las que le aguantaron en Coapa, hasta que, esta ante la UANL, podría haberle costado el campeonato a las Águilas.

Hay que detener el juego sucio, violento y no confundir el ser fuerte o férreo con "cochino".

Acciones debe tomar la Liga MX, pero aún yo lo escalaría a la FIFA, el órgano rector del futbol que debe velar por los intereses del juego y los jugadores son el activo principal. 

Estas fueron las lesiones de la Jornada 9.

La lesión más grave es la que sufrió Renato Ibarra con América, quien por fractura de peroné se quedará fuera de actividad por espacio de tres meses. El causante fue Andrés 'Rifle' Andrade de León.

En orden de gravedad le siguió la de Isaac 'Conejito' Brizuela de Chivas, quien sufrió un esguince de tercer grado y que lo alejará de las canchas también por tres meses. Rubens Sambueza, del Toluca, fue el causante de esta lesión.

Finalmente Hirving del Pachuca se ausentará por tres semanas, debido a un tallón que le dejó un auténtico boquete en un tobillo. El responsable fue Michael Orozco de Tijuana. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
10/10
Opiniones (0)
27 de Julio de 2017|17:46
1
ERROR
 27 de Julio de 2017|17:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"