Más:
Entre títeres

POR OMAR BARONA

La Liga MX, una de las más sólidas en América, vive uno de sus peores crisis.

Ahora resulta que todas las sanciones se apelan y se hace caso al contentillo o conveniencia.

No aplaudo la agresiones, o intento de agresiones, de Pablo Aguilar y Enrique Triverio, pero menos comparto que con amenazas y huelgas se le haga caso a un cierto sector.

Los árbitros no compartieron los castigos de 10 partidos para Pablo y 8 para Triverio, por lo que se fueron a huelga y obligaron a la Comisión Disciplinaria a recular y dar el máximo de un año de sanción para ambos jugadores.

Ahora resulta que cuando algo no te guste, haces berrinche. apelas y listo, asunto resuelto.

Habrá que esperar cómo reaccionan los jugadores, porque de la misma manera como se inconformó el gremio arbitral, ahora los jugadores podrían hacer lo mismo, un parón.

Seguramente América y Toluca defenderán a sus jugadores y será el TAS la instancia a la que deben ir para tratar de echar para atrás la sanción.

A esto le queda mucha cuerda, pero lo lamentable de nuestro futbol y el manejo del mismo como si fueran títeres, es triste.   

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
6/10
Opiniones (0)
24 de Abril de 2017|17:50
1
ERROR
 24 de Abril de 2017|17:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"