Más:
América y seis meses de La Volpe

Por Héctor Guerrero

El pasado 24 de septiembre de 2016, Ricardo Antonio La Volpe debutó con el pie derecho en su segunda etapa como director técnico de las Águilas del América.

Era la fecha 11 del torneo Clausura 2016 de la Liga MX y el rival fueron los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México, quienes en ese momento contaban con 17 puntos, dos más que el conjunto de Coapa.

Corría el minuto dos del partido, cuando el América se fue adelante en el marcador con un gol del ahora suspendido Pablo Aguilar. Dos minutos más tarde, William da Silva anoto el segundo gol de las Águilas, lo que a la postre dio la victoria al conjunto americanista contra los Pumas, con un marcador de 2 a 1.

Bastaron menos de cinco minutos para que la afición americanista, diera su visto bueno a La Volpe, en el año del Centenario del equipo y tras varias semanas de haber pedido la cabeza de Ignacio Ambríz, entrenador que nunca fue bien visto por los aficionados del conjunto de Coapa.

Han pasado seis meses y un torneo completo desde la llegada del "Bigotón" al banquillo del América, y las cosas han cambiado por completo para el director técnico.

Hasta el momento no ha podido ganar ningún título como estratega del América y en estos momentos tiene al equipo fuera de la zona de clasificación para la Liguilla, en el lugar 13 de la clasificación general. Por si fuera poco, fue eliminado de la Copa MX y muchos aficionados de las Águilas ya no lo quieren como entrenador del equipo.

El partido que se realizaría la semana pasada contra los Rayos del Necaxa, para muchos sería como oxígeno puro para La Volpe, pero la decisión de los árbitros de no pitar la jornada 10, tiró por la borda esa situación.

El argentino ahora tiene que jugarse todo contra los Pumas en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria, lugar en el que hasta el momento los auriazules han conseguido 11 de los 14 puntos con los que cuentan y además se mantienen invictos. Sin embargo, CU no le cae tan mal al conjunto de Coapa.

En caso de ganar, el América igualaría en puntos al conjunto universitario y se meterían de lleno a la lucha por la Liguilla; pero si pierden, se alejarían cada vez más de los ocho punteros.

Una derrota contra los Pumas agitaría más las voces que exigen un cambio en la dirección técnica del América.

La Volpe y sus Águilas tienen la oportunidad de levantar el vuelo en casa de uno de sus odiados rivales y así tratar de recomponer un semestre en el banquillo que hasta el momento ha dejado más desilusiones que alegrías a los aficionados americanistas, los cuales exigen, sin duda, resultados inmediatos.

@hecguerrero 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó
8/10
Opiniones (0)
25 de Marzo de 2017|23:06
1
ERROR
 25 de Marzo de 2017|23:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"